Misivas con el sello del éxito reciben su premio en la gala del 14 de febrero

El Teatro Municipal Juan Prado será el escenario de la ceremonia de entrega de premios del XXV Certamen nacional de cartas de amor ‘Los mayores también amamos’, convocado por el Centro Municipal de Mayores, en el que han competido más de un centenar de misivas procedentes de numerosas provincias españolas: a la cabeza se sitúa Madrid con 27, seguida de Sevilla, Valencia y Almería; un total de 13 llevaban matasellos de Valdemoro.

De entre las 104 cartas recibidas, el jurado reunido el pasado 12 de diciembre decidió otorgar el primer premio a José Reinaldo Pol García, de Lugo; el segundo a María Rosario Parra Montes, de Huelva, y el tercero a María Capilla Fernández, de Almería. Finalmente, el plantel de ganadores se completó con Rubén Osvaldo Schwarzman como mejor local.

Amor fijo y también en la adversidad
Solicitud de amor, firmada con el seudónimo Un corazón en paro, presenta a un varón de edad madura que se niega a la «jubilación amorosa» y solicita «un nuevo puesto en el bonito empleo del amor». A partir de ese planteamiento, el ganador de esta edición relata sus vicisitudes dejando currículum en diferentes páginas y enfrentándose a entrevistas «con pasión y ardor» pero sin el éxito esperado: «solo me contrataron como temporero sentimental». Pol recuerda con mucho ingenio, y numerosas comparaciones con el mundo laboral y empresarial, su paso por el matrimonio, en donde pensó equivocadamente «que ya era funcionario definitivo (…) ya nunca sería despedido» y se dirige al mismísimo patrón de los enamorados para pedirle «un definitivo contrato amoroso» que le permita dejar de vivir de «lismosnas de besos, caricias y promesas».

El amor, todavía es el título de la emotiva carta que obtuvo el segundo premio y cuya autora concurrió con el sobrenombre de Jane Austen. Parra comienza su texto cuando el protagonista efectúa a su esposa una llamada de rutina que se convertirá en una situación desesperada y dramática. A partir de ese momento, inicia un trayecto interminable hasta llegar a su casa para encontrarse de frente con el ictus que ha sufrido su mujer. Ambulancia, hospital, llamadas a los hijos, mensajes de tranquilidad, miedo y la primera impresión al volver a ver a su querida Maribel en una cama, llena de cables y medio paralizada, son los recuerdos de aquel día fatídico en el que su vida cambió para siempre pero no su inquebrantable amor: «te quiero a pesar de los años y los reveses, a pesar de esta vejez y de tu poca vida».  

Violencia no es amor y el peso de la rutina
No me doy por vencida es el alegato epistolar contra la violencia machista, firmado con el seudónimo Seal, que ha resultado merecedor del tercer puesto en este certamen literario. La autora encabeza su sobrecogedor escrito a la manera clásica, «Mi querido esposo», para a continuación hablar del «dolor recorriendo mi cuerpo (…), mi rostro magullado, amoratado» y mostrarnos a una víctima que deja de sentir miedo, asco de sí misma y culpabilidad para afrontar con valentía su futuro: «Hoy por fin se acaba lo nuestro». Capilla relata el proceso por el que su personaje deja de ocultar al mundo su tragedia, «heridas de guerra que ninguna mujer debería acicalar» y clama: «Hoy deseo que el mundo sea consciente de que el maltrato sigue pasando. Quiero que todos sepan que no es amor todo lo que uno cree». Futuro, vida, libertad son los esperanzadores conceptos que contrapone a un pasado de infierno y maltrato en esta despedida a su maltratador. 
 
Osvaldo, bajo el alias Pesto, presenta en su misiva, ganadora del premio local 2020, a Néstor visto por los ojos de Maruca, la mujer con la que ha compartido toda una vida y que harta de sus costumbres le anuncia que abandona el hogar aunque antes le ha cocinado un pollo con ajo y perejil. A lo largo de estas líneas, cargadas de cotidianidad y comicidad, expone un listado de cosas que le han terminado resultando insoportables: «tu forma dantesca al tragar la comida (…) No quiero oírte preguntar tres veces al día dónde dejaste la llave o la billetera» y le deja una serie de recomendaciones: «límpiate el hoyuelo (…) cuando termines de comer el pollo», «Acuérdate de llenar la asadera con agua tibia». Finalmente la nostalgia la invade, esboza algunas cualidades de Néstor y anuncia un regreso inmediato.

En boca de las personas premiadas
La gala de entrega de premios se celebrará el 14 de febrero, a las 18.00 h., y contará con la presencia de José Reinaldo Pol, María Rosario Parra, María Capilla y Rubén Osvaldo. Los ganadores y ganadoras compartirán con el público las cartas que les han hecho merecedores del favor del jurado antes de recibir  los galardones que consistirán en un circuito por Italia de ocho días y siete noches para dos personas (1º) y cheques por valor de 250 euros (2º) y 150 euros (3º y local).

El tenor Gustavo Raven, cantautor venezolano que cuenta con una dilatada trayectoria en la música latinoamericana, será el encargado de poner el broche de oro a esta cita anual con la literatura romántica de la mano de los mayores.

[], []