El hospital, certificado como espacio protegido y seguro frente al COVID_19

El sello que acaba de obtener el hospital valdemoreño reconoce y acredita el trabajo y el compromiso del centro sanitario para reducir al máximo el riesgo de contagio y reanudar su actividad asistencial y lo identifica y confirma como espacio controlado y alineado con los estándares más exigentes frente a la pandemia del coronavirus.

Para otorgar esta certificación, la empresa auditora realizó un exhaustivo análisis de todos los protocolos, procedimientos y medidas implementados por el centro para evitar la propagación del COVID-19 en cuanto al entorno físico, medidas de seguridad, higiénicas, técnicas, de distanciamiento social, organizativas, de seguimiento del personal y del control de acceso y estado físico de pacientes y familiares, de forma que el centro se encuentra preparado para reanudar su actividad asistencial y ofrecer una atención sanitaria a todos los pacientes que puedan necesitarla, estén o no afectados por el coronavirus, en un contexto seguro.

Positiva valoración de la gestión de la crisis y la preparación para la desescalada
Además de la propia gestión de la crisis durante sus semanas de mayor intensidad, los evaluadores de AENOR valoraron muy positivamente las numerosas medidas aplicadas en la preparación para la desescalada. Esta etapa comenzó con la desinfección y recuperación de todos los espacios asistenciales utilizados en la pandemia; seguido del establecimiento de estrictos protocolos para la atención segura de pacientes COVID positivo y COVID negativos, así como con medidas de protección y seguridad y la disponibilidad de todos los equipos de protección necesarios.

Finalmente, el hospital ha reanudado progresivamente su actividad asistencial programable y no demorable, aunque esta labor no se paralizó totalmente en ningún momento de la crisis, ya que se prestó atención asistencial en función de la necesidad y urgencia de cada caso, manteniéndose servicios como Oncología, Obstetricia, Pediatría, Diálisis y Cirugía urgente.

La consecución de esta certificación confirma el compromiso del hospital valdemoreño en su lucha contra el COVID-19 y con la seguridad en la asistencia sanitaria en un nuevo contexto más exigente en materia de prevención, limpieza, gestión eficaz y organización. El centro seguirá avanzando en esta línea para que cualquier persona con una enfermedad o problema de salud reciba atención sanitaria en un lugar seguro.