Cerca de 232.000 euros para atender las situaciones extraodinarias derivadas del COVID-19

Los cerca de 232.000 euros destinados al Ayuntamiento de Valdemoro para contribuir a minimizar el riesgo de exclusión social derivado de la crisis sanitaria por COVID-19 se distribuirán entre los nuevos servicios de proximidad domiciliaria para personas mayores, discapacitadas o dependientes y de refuerzo del apoyo social y psicológico a población vulnerable, así como a ayudas de emergencia social.

El servicio de proximidad domiciliaria está cubriendo, a través del Servicio de Ayuda a Domicilio, las necesidades básicas de personas mayores, discapacitadas o dependientes que carecen de una red familiar que les garantice cuidados, vinculación con el entorno, seguridad y alimentación y realiza seguimientos telefónico de estas situaciones. Entre las actividades que llevan a cabo destaca la entrega gratuita de menús a domicilio y gestionan recursos para otras demandas como la compra de medicamentos, alimentos u otros productos de primera necesidad y la colaboración para tareas cotidianas como bajar la basura.

Gracias a este acuerdo extraordinario con la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento podrá asimismo ofrecer respuesta a las necesidades inmediatas del creciente número de familias valdemoreñas en situación de vulnerabilidad por el COVID-19. En este sentido, la partida de prestaciones económicas para ayudas de emergencia social (ayudas familiares, alimentos, sepelios, vivienda, suministros…) se amplía en casi 102.000 euros que también permitirán adquirir alimentos y productos de higiene para su distribución desde el Centro Social Vicente Ferrer.

El refuerzo de los diferentes proyectos de apoyo social y psicológico para atender a las personas del municipio afectadas por el COVID-19 es la última de las iniciativas que se financiarán a través del convenio que se suscribirá con la Comunidad de Madrid. Su objetivo es detectar, valorar y notificar situaciones de desprotección y realizar seguimiento de los casos. Esta labor se lleva a cabo en coordinación y de forma complementaria a las funciones habituales de los profesionales del Centro de Servicios Sociales de Atención Social Primaria.